.

¿Cómo elegir las bombillas adecuadas para nuestro hogar?

¿Cómo elegir las bombillas adecuadas para nuestro hogar?

Blog 0 Comments

Elegir una bombilla para nuestra vivienda, no siempre es una tarea fácil. En este post os enseñaremos los tipos de bombillas que existen, sus características y los aspectos más importantes a tener en cuenta.

Aunque a simple vista comprar bombillas puede resultar una acción sencilla,  para muchas personas no lo es, ya que debemos tener en cuenta varios factores. A continuación os detallaremos, los tipos de bombillas, el color de la luz, el tipo de casquillo o los vatios.

Si elegimos bien nuestras bombillas, ¡Podemos ahorrar en nuestra factura de luz! y eso es algo que todo el mundo deseamos.

¿Qué tipos de bombillas existen?

Existen diferentes tipos de bombillas, podemos encontrar la bombilla halógena, la fluorescente, la bombilla LED y la bombilla incandescente, aunque ésta última dejaron de fabricarla.

La bombilla incandescente se dejó de fabricar en el año 2012, y se retiró del mercado porque  era poco eficiente y sostenible. Según estudios estadounidenses, podría  tener su segunda oportunidad, ya que se han creado los primeros prototipos. Estos prototipos han igualado en rendimientos a algunas lámparas LED, pero por ahora, sólo es un prototipo y todavía no se comercializan.

Por ello, nos centraremos en las que hoy en día se siguen vendiendo en las tiendas y son mucho más eficientes.

Bombillas halógenas.

Las bombillas halógenas funcionan de la misma manera que las bombillas incandescentes (un filamento metálico que se calienta al pasaje de la corriente eléctrica). La Unión Europea las retiró del mercado. En Septiembre del 2016 dejaron de fabricarse, pero se podrán seguir vendiendo hasta el 2018.

Tipos de Bombillas halógenas
Fuente: elperiodico

La venta de las lámparas halógenas en la actualidad suponen un 10% del total, un porcentaje bajísimo. Sustituir una lámpara halógena por una de tecnología LED suponer un ahorro del 80 %.

Sus características son las siguientes:

  • Su rendimiento es ligeramente mejor a las incandescentes.
  • Su vida útil es un poco superior a las incandescentes.
  • Dan su luz máxima desde el primer momento.
  • El tono de la luz es ligeramente amarillenta.

seguir leyendo